Pinball, metroidvania y mundo abierto se conjugan entre sí para crear Yoku’s Island Express, un simpático y curioso videojuego protagonizado por un escarabajo pelotero con la misión de salvar a los habitantes de una isla de Mokumana afectada por tormentas y terremotos.