Edge of Nowhere es una aventura de terror, compatible con Oculus Rift, ambientada en las frías montañas del Antártico, donde la misión de rescate que nos ha llevado allí va a convertirse en la peor de nuestras pesadillas.