Una revisión de BlazBlue, probablemente la última del juego de los creadores de Guilty Gear. Añade nuevos movimientos y luchadores al plantel y sube un escalón más en la exigencia del gamer amante de los juegos de lucha.