El ritmo más reconocible de Smooth Criminal, interpretada por el tristemente fallecido Michael Jackson, parece coincidir perfectamente con la la pantalla de presentación de Nintendo GameCube. Toda una sincronizada casualidad.