Esta versión corregida y aumentada del interesante Hard Reset de 2011 ofrece, entre otras muchas cosas, su reestreno en PC y su debut en consolas de nueva generación con abundantes mejores gráficas y pulido jugable para consolidarse como la versión definitiva del shooter futurista y de ciencia ficción de Flying Wild Hog.